Flag of Sweden Flag of Spain Flag of Germany Flag of Great Britain


El retraso del crecimiento intrauterino (RCIU) es una enfermedad importante que afecta a 8 de cada 100 embarazos y significa que el feto no crece como debería mientras está en el útero. Por el momento no existe tratamiento ni hay forma de predecir o evitar que se produzca el retraso del crecimiento intrauterino. Desafortunadamente, algunos fetos mueren en el útero y otros nacen prematuramente. Los bebés prematuros y muy pequeños pueden sufrir graves problemas de salud inmediatamente después de nacer y durante su crecimiento, incluso algunos bebés mueren después de su nacimiento.

El objetivo del proyecto EVERREST es desarrollar un tratamiento para mejorar el crecimiento de fetos con retraso del crecimiento intrauterino. La causa más común es la insuficiencia del flujo sanguíneo al útero a través del sistema circulatorio de la madre, lo que ocasiona falta de nutrientes y oxígeno al feto en desarrollo. Nuestro anterior estudio ha demostrado que un incremento del flujo sanguíneo al útero utilizando terapia génica localizada con factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF, por sus siglas en inglés) materno puede mejorar el crecimiento fetal. La finalidad del proyecto es realizar el primer ensayo de esta terapia en mujeres embarazadas cuyos fetos estén afectados con mayor gravedad por retraso del crecimiento intrauterino para comprobar su seguridad y eficacia. Los beneficios potenciales de la investigación podrían incluir la reducción del número de muertes fetales y neonatales, y la mejora de los resultados neonatales y a largo plazo en embarazos afectados por un retraso del crecimiento intrauterino severo de aparición temprana.




 

Copyright © The Times. All Rights Reserved.